UD ESTÁ EN » Inicio » Cómo usar Blephasteam

Cómo usar Blephasteam

Se recomienda utilizar Blephasteam dos veces al día a no ser que su oftalmólogo le haya recomendado otra pauta.
Deje pasar al menos 4 horas entre sesiones.

Es importante que siga las instrucciones de uso.

Este dispositivo debe ser utilizado únicamente por una persona y debe ser limpiado tras cada sesión.
En el dispositivo sólo deben usarse las arandelas Blephasteam® humedecidas (evitar el exceso e agua). Las arandelas son de un solo uso y deben desecharse después de cada
utilización. Deben emplearse arandelas nuevas en cada tratamiento para garantizar una eficacia óptima del tratamiento.

Lávese las manos después y antes de cada uso.

1. Conecte el alimentador a un enchufe y manténgalo enchufado a lo largo de toda la sesión. Deberá escuchar un pitido.

2. Presione y luego suelte el botón azul central: la luz roja se activará.

3. Ahora el dispositivo está precalentado. Tardará unos 15 minutos en estar listo, momento en el que se encenderá la luz verde.
En este momento el dispositivo se encuentra listo para el uso. (Ahora tiene 45 minutos para iniciar su sesión. Una vez transcurridos éstos,
el dispositivo se apagará y deberá ser reiniciado).

4. Humedezca dos arandelas Blephasteam® preferiblemente con agua mineral o con solución salina.

5. Colóquelas en el interior del dispositivo.

6. Aplíquese el dispositivo sobre los ojos y fíjelo de manera confortable.

7. Para iniciar la sesión con un tiempo preestablecido de 10 minutos, presione y suelte el botón central azul: la luz verde comenzará a parpadear.
No desconecte el dispositivo durante el tratamiento.

8. Una vez completado el tratamiento escuchará un pitido y verá que la luz verde se apaga.

9. Quítese el dispositivo de la cabeza, desenchufe el alimentador y deseche ambas arandelas.

10. Limpie el dispositivo en seco con la gamuza o con un paño humedecido en alcohol.
 Si la sesión se interrumple de forma inadvertida, desconecte el dispositivo y comience de nuevo en el punto 1.

Advertencias

Los niños deben utilizar Blephasteam® únicamente bajo supervisión y después de haber consultado con su oftalmólogo.
Si es usuario de lentillas de contacto, quíteselas siempre antes de utilizar el dispositivo.
Si experimenta una reacción adversa, pare la sesión y siga consejo médico.
No deben utilizarse colirios durante al menos 15 minutos después del uso de Blephasteam®.

Blephasteam® no debe ser utilizado, excepto en caso de consejo médico:
   En caso de enfermedad aguda en los ojos y/o párpados.
   En caso de traumatismo ocular reciente y de lesiones corneales.
   En caso de seborrea Meibomiana (secreción excesiva producida por las glándulas palpeblrales).
   Después de cirugía ocular o de las zonas perioculares.

Precauciones y Utilización Segura

Mantener el dispositivo fuera del alacance de los niños. Éstos únicamente podrán utilizarlos bajo supervisión de un adulto.
No poner en contacto con agua corriente, no sumergir ni lavar en agua corriente.
No exponer a temperaturas extremas.
No utilizar si está dañado.
Compruebe que el voltaje indicado en su dispositivo se corresponde al voltaje de su suministro.
No utilice cable extensor.
No utilice productos químicos ni disolventes para limpiarlo.
No desmonte ni interfiera en el dispositivo.
Este dispositivo no debe ser utilizado por ninguna persona cuyas habilidades físicas, sensoriales y mentales se encuentren reducidas a no ser bajo la supervisión y el consejo apropiado.
Este es un dispositivo médico que solamente puede ser utilizado por un adulto competente sea para sí mismo, o para supervisar a un niño u otro adulto que lo requiera.